Apasionados por la tecnología, apalancados en las comunicaciones estratégicas

El rol protagónico que viene jugando la tecnología en la vida diaria, desde hace varios años, es innegable. Por eso, miles de compañías en el mundo están acaparando la atención de consumidores y empresas con sus productos innovadores que, poco a poco, se han convertido en una necesidad para desempeñarnos de manera adecuada en un mundo ágil y cambiante en nuestra vida personal y corporativa.

Sin embargo, el mercado por conquistar aún es ambicioso y por ello, las compañías que lideran la movida tecnológica en el mundo, más allá de sus tradicionales tácticas de ventas, optan por buscar herramientas que les permitan posicionar sus productos en el mercado y cautivar a más clientes.

Con total seguridad y satisfacción puedo decir que una de las herramientas más apreciadas por estas compañías innovadoras son las comunicaciones estratégicas, ya que a corto, mediano y largo plazo, generan importantes beneficios tanto para el fabricante tecnológico como para el consumidor o usuario final.

En Burson-Marsteller, como compañía líder en la gestión de comunicaciones estratégicas, diariamente somos abordados por Gerentes Generales o Gerentes de Mercadeo que buscan estrategias novedosas para mantener y cautivar a sus clientes actuales y potenciales, hasta llevarlos a un proceso de seducción y fidelización que desencadene en la decisión final de compra. Es aquí donde nacen dos conceptos claves que desarrollamos diariamente en la Práctica de Innovación y Tecnología: Business to Business (B2B) y Business to Consumer (B2C)

B2B y B2C son dos conceptos totalmente ligados que están enfocados en satisfacer las necesidades de negocio de nuestros clientes. En el área de tecnología es impensable desarrollar e implementar una estrategia de comunicaciones que no apunte a impactar al usuario final, bien sea una empresa en donde el que tome la decisión de compra sea el CIO, el CFO o el CEO, o bien sea un desprevenido ciudadano bombardeado por gadgets y herramientas tecnológicas a las que tiene acceso en cualquier almacén de cadena o en internet.

El enfoque B2B supone el desarrollo de actividades comunicativas, digitales y relacionales que ayuden a los empresarios a entender cómo la tecnología disponible en el mercado les ayuda a gestionar sus negocios de manera más eficiente, reduciendo costos operativos, alineándose con las regulaciones locales e internacionales,  aumentando los niveles de calidad, accediendo a mercados globales y hasta a ser más sostenibles, hechos que redundan en beneficio de una mejor experiencia de sus usuarios internos y externos.

El concepto B2C parte de la necesidad de generar espacios de comunicación que permitan informar y educar de manera objetiva al consumidor final para que pueda tomar las decisiones de compra apropiadas para su estilo de vida. El rol que juegan aquí los medios masivos es fundamental, ya que se convierten en el canal de comunicación que genera mayor credibilidad para los usuarios, al aportar su visión imparcial de servicios y productos.

Y pese a que la publicidad hace parte fundamental de los medios, debido a que genera un impacto positivo en las compañías, nunca alcanzará la credibilidad, reputación y posicionamiento del contenido editorial que se logra con un adecuado manejo de las relaciones públicas.

Así que, sin importar si el objetivo es acceder a las empresas o los consumidores finales, las comunicaciones estratégicas deben estar metidas en el corazón de las iniciativas clave de los grandes fabricantes tecnológicos y de sus socios de negocios.

Más allá del viejo modelo de free press donde lo único que se pretendía era lograr publicaciones en los diarios y revistas, en Burson-Marsteller hemos madurado un equipo de expertos y apasionados por la tecnología que permanentemente buscamos desarrollar estrategias creativas y contenidos con sentido educativo; afianzar las relaciones con líderes de la industria; proponer acciones novedosas en el mundo digital y sobretodo, cuidar la reputación de nuestros clientes mientras posicionamos sus productos y servicios, ayudándolos a que fortalezcan y estrechen los lazos con sus usuarios y, de esa manera, logren y sobrepasen sus objetivos de negocio.

Autor: Cristal Nathalia Hencker  #BMtecnología