Contenidos

El concepto de periodismo científico en Colombia no tiene mayor alcance en las salas de redacción de los diferentes medios de comunicación. En Colombia, la agremiación que reúne a los periodistas científicos es conocida como la Asociación Colombiana de Periodismo Científico (ACPC), en ella, los profesionales de la comunicación que desean hacer públicas sus investigaciones, cuentan con un espacio que, aunque propicio, es de muy poca divulgación en el territorio nacional.

La audiencia exige conocer cada vez más información sobre salud, ciencia, tecnología, medio ambiente e innovación, por ser estos temas de la cotidianidad y muy relevantes para la vida actual, es allí donde las comunicaciones en salud tienen un papel vital en la práctica del periodismo, porque cuenta con la información, los voceros, el respaldo de investigaciones de primera mano y los recursos necesarios para hacer visible los temas con mayor demanda en los medios colombianos.

Y aquí viene la gran pregunta ¿Cuál es el reto entonces para Burson-Marsteller en su práctica de salud, para construir y posicionar el periodismo científico en el país? El reto es grande, y la responsabilidad inmensa.

Desde las comunicaciones en salud, no solo entregamos a los medios material fácil de entender y divulgar sobre ciencia y medicina, también, brindamos a nuestros clientes la forma más efectiva de convertirse en las fuentes oficiales de dichas publicaciones, para lo que tenemos que pensar estratégicamente en lenguaje corporativo y en lenguaje periodístico.

En Burson-Marsteller, estamos comprometidos con la investigación profunda. Nuestro reto diario en la labor profesional, es convertirnos en los aliados de esos periodistas que se han interesado en informar sobre ciencia y salud, para que tanto ellos como nuestros clientes, tengan un mayor alcance en la población en general y así mostrarle a los medios que sus audiencias tienen una necesidad de informarse con este tipo de contenidos.

Comunicar sobre ciencia requiere rigor, compromiso, estrategia, pasión; cualidades que por supuesto otras fuentes también deben tener, sin embargo, las comunicaciones en salud, a diferencia de otros campos de acción, impactan positivamente a las audiencias, por la capacidad que tiene de hacernos sentir identificados, llevarnos a pensar que hay opciones para vivir mejor, por la esperanza que nos brinda y la forma en que nos educa.

Las comunicaciones en salud están cumpliendo con la cuota para posicionar el concepto de periodismo científico en Colombia, pero además, le aportan a la educación de un país que cada día, se interesa mucho más por conocer sobre las múltiples opciones que tienen para su bienestar y calidad de vida, conceptos que para nuestros clientes son de vital importancia para su crecimiento como compañía.

Por: Dallán Arévalo García

Asociada de la práctica de Salud y Bienestar

Bogotá D.C., Colombia, noviembre de 2017 – Análisis del comportamiento de las empresas  a lo largo de su historia, recomendaciones para el manejo efectivo de las crisis reputacionales y consejos para rentabilizar a las RR.PP., son algunos de los aspectos abordados en el nuevo libro de Harold Burson, ‘The Business of persuasion’, disponible a nivel global a partir de octubre de 2017.

A través de este compilado inédito, el denominado figura más influyente de RR.PP. en el siglo XX por la publicación especializada PR Week, da a conocer, con la ayuda de anécdotas y reflexiones, los retos, metodologías e impactos de las relaciones públicas. De igual forma, entrelaza momentos emblemáticos de la historia de en su historia, convirtiéndose en una guía inestimable y fascinante para los profesionales de cualquier industria.

Un fragmento del prólogo de este libro destaca que “… las buenas decisiones empresariales y los juicios incorporan valores y prácticas que son profesional, ética y moralmente aceptables para los miembros de nuestra organización, para nuestros clientes, para los medios de comunicación, para los gobiernos de todo el mundo donde hacemos negocios y para el público -grande”, afirmó el cofundador de Burson-Marsteller.

Las relaciones públicas son una herramienta utilizada no sólo por las instituciones, sino que también por individuos. A lo largo de su carrera innovadora, Harold Burson estableció estándares para el comportamiento corporativo e individual de las compañías, insistiendo en la responsabilidad social corporativa, la excelencia de los productos y una integridad inquebrantable. Su legado ha dado forma a múltiples generaciones.

BURSON-MARSTELLER COLOMBIA

A más de siete meses de las elecciones de la primera vuelta presidencial en Colombia, todo es incierto en cuanto quién tiene más opciones. PUBLIMETRO y Burson Marsteller traen el gran especial de análisis de encuestas de imagen favorable, desfavorable e intención de voto.

Cada semana, a lo largo de todo el año, se han venido conociendo las encuestas sobre lo que piensan los colombianos de los precandidatos a la Presidencia en 2018. ¿Quién mejora en su imagen? ¿Quién desmejora en su imagen? ¿Por quién votaría si las elecciones se realizaran mañana? Son algunos de los interrogantes que estos estudios revelan.
En un ambiente en donde no se cree en las encuestas, porque han sido las grandes perdedoras en los procesos electorales, analizamos lo que dicen en conjunto, a pesar de sus variables resultados.
Aunque suene contradictorio, estos movimientos en detalle tienen una razón de fondo y servirán de guía para la campaña de cada candidato a largo plazo.

Pero, al unir las encuestas y analizarlas permiten al ciudadano ver un panorama mucho más amplio sobre lo que realmente está pasando en la contienda electoral.

El Burson Index cuenta todas las sorpresas sobre cómo va el movimiento electoral y quiénes están mejor o peor de cara al próximo año.
Se tuvieron en cuenta las diferentes mediciones realizadas por cinco encuestadoras, desde de enero hasta el septiembre, arrojando como resultado índices de crecimiento o decrecimiento en tres aspectos: intención de voto, imagen favorable y desfavorable de 14 candidatos mediáticos.

Le mostramos la situación electoral, en detalle, sobre los ocho candidatos que lideran las mediciones y que llaman la atención por el resultado que arrojan a lo largo del 2017. Análisis, datos, contexto y algunas reacciones a continuación.

Sergio Fajardo: sube intención de voto, pero baja su imagen
Empezó su campaña electoral con una muy buena imagen que encuesta tras encuesta ha ido en caída pese a la alianza que anunciaron él, Claudia López y Jorge Robledo para unir fuerzas. Sin embargo, la intención de voto en los últimos ocho meses aumentó levemente. ¿Será que Fajardo no será el presidente de esa coalición?

 

Germán Vargas L.: con maquinaria, sin opinión
Aunque el exvicepresidente anunció que se lanzaría por firmas, él sigue siendo Cambio Radical, el partido con peor imagen en el país. Esto le ha representado una baja en su imagen favorable y en la intención de voto. Pese a esto, se sabe que Vargas cuenta con el apoyo de la maquinaria y al final de la campaña electoral podría darle al país una gran sorpresa.

 

 

Gustavo Petro: ¿Se desinfló?
Las encuestas en donde el exalcalde de Bogotá resultaba beneficiado por la intención de voto, se han venido para abajo desde enero. El silencio sobre la situación de Venezuela y lo que representaba Maduro para la región, fracturó fuertemente su imagen favorable. Se redujo su mala imagen, pero la intención de voto ha bajado, dándole espacio a otros competidores.

 

Claudia López: mucho ruido, ¿pocas nueces?

La senadora de los ‘verdes’ se ha vuelto más mediática y los ataques de los opositores, le han costado el crecimiento de su imagen favorable, uno de sus logros más grandes; ha aumentado su imagen desfavorable y a pesar del anuncio de la coalición, la intención de voto ha disminuido. Aún tiene techo para ser reconocida y cambiar el juego.

 

Iván Duque: la exitosa sorpresa
El de bajo perfil del Centro Democrático terminó siendo el gran ganador de las encuestas. Aunque no es el favorito en ninguna de ellas, todos sus resultados son positivos: Su imagen favorable sube, la desfavorable baja y la intención de voto aumenta. Si la tendencia continúa de esa manera, al final podríamos tener a un Duque fortalecido. ¿Será que el Centro Democrático sí le pone atención?

 

Clara López: la caída de la imagen
La campaña de la exministra de Trabajo ha sido más bien silenciosa y eso le está cobrando factura. Mientras que la línea de imagen desfavorable se mantiene, la intención de voto e imagen favorable bajan considerablemente con el paso del tiempo, lo que debería significarle una alerta a la que un día fue la líder del Polo Democrático.

 

Humberto de la Calle: le falta decidirse

La indecisión sobre su aval, si el liberalismo o las firmas ciudadanas, le ha costado al exjefe negociador del proceso de paz, no aparecer con fuerza en el panorama electoral, pero la intención de voto sube. En noviembre, luego de la consulta de los liberales, su fuerza puede aumentar y los números podrían ser mucho mejores, si decide ser el candidato de una coalición que defienda la paz.

 


Alejandro Ordóñez: ¿Se estancó o nunca arrancó?
Su propuesta la preservación de la familia, la lucha por la defensa del no, en los acuerdos de paz, parece no haber hecho mella en sus estadísticas, pues baja su imagen desfavorable, pero es de los que tiene las peores imágenes en el país. Su intención de voto está estática y parece que su candidatura no va para ningún lado. ¿Martha Lucía Ramírez debería asustarlo?

Preguntas y respuestas sobre las encuestas:

Responde Santiago Vásquez, Manager Asuntos Públicos Burson-Marsteller

1. ¿Por qué creer en las encuestas?
El punto no es creer en las encuestas, sino saber interpretarlas. Por eso es tan importante comprender qué dice la ficha técnica, ya que allí se describe qué está midiendo. Sin embargo, a veces los analistas no tienen en cuenta esto y terminan haciendo afirmaciones que no son del todo ciertas con respecto a la realidad del estudio. Cuando esto ocurre, se induce a conclusiones inexactas que deterioran la credibilidad de las encuestas.
2. ¿Cómo entenderlas?
Lo primero es comprender la ficha técnica. No es lo mismo una encuesta que se realiza telefónicamente, a una que se aplica cara a cara. También hay que prestarle atención al tamaño de la muestra y al universo del estudio. Pero quizás los más importante es poner a hablar a los datos, y de esto se trata la interpretación. El dato aparece en una temporalidad y en un contexto. Entonces, si uno le pregunta la gente por quién va a votar, a 8 meses de las elecciones y con una baraja de opciones que aún no está definida, lo que obtiene es una fotografía lejana y borrosa de lo que en realidad sucederá.
3. ¿Por qué compararlas?
Cada firma encuestadora utiliza una ficha metodológica que difiere a la de otras en cuanto al tamaño de la muestra, la forma de recolección del dato, el diseño metodológico, en fin. Es como si fueran lentes con diferentes dioptrías que muestran realidades desde diferentes perspectivas. Sin embargo, al agrupar varias encuestas se busca una mirada a través de múltiples lentes, y esto debería ayudar a tener una perspectiva más amplia.
4. ¿Qué tanto favorece o perjudica a un candidato una encuesta?
En el campo político las encuestas no solamente son un instrumento para medir lo qué pasa en la mente de las personas, sino que se convirtieron en un instrumento para persuadir. Se utilizan para hablar de la contienda presidencial como si se estuviera narrando una carrera de caballos, en donde unos van punteando y otros no. Esto genera un efecto la opinión pública, ya que a la gente suele no gustarle apostar por el caballo que va perdiendo.

Por: Burson-Marsteller Colombia en alianza con Publimetro

Mucho se ha hablado sobre la reputación corporativa y lo que implica. Lo cierto es que es igual de importante ser y parecer: la coherencia organizacional aquí cobra especial relevancia. Ya no se vale el dicho que dice que tu mano derecha no sepa lo que hace la izquierda; en cambio, el que sí está más vigente que nunca es el que dice que las malas noticias llegan primero que las buenas. Por esa razón, es primordial que, de primera mano y a tiempo, las compañías le dejen saber a sus grupos de interés todas las cosas buenas que están haciendo y que son coherentes con su razón de ser. Solo de esa manera podrán tener una balanza informativa que se incline a su favor.

En un panorama de comunicación en el que las redes sociales operan como resonadores de gran impacto, y el free press ha dejado de ser suficiente para la gestión de la reputación, la Responsabilidad Social Corporativa es un diamante en bruto que algunas empresas ya han empezado a identificar como ese ‘as’ bajo la manga que les permite generar información positiva en su entorno y que los conecta con sus stakeholders. Hemos pasado de la mera filantropía a acciones sostenibles porque se ha comprendido la importancia de las mismas para los stakeholders y para la organización.

Basta con dar una mirada rápida en la red y encontramos campañas que le han dado la vuelta al mundo porque evidencian que las compañías están yendo más allá de lo que tienen que hacer. Se dieron cuenta de que la calidad de sus productos o servicios ya no es suficiente para que el consumidor/cliente los prefiera y por último, pero no menos importante, se han dado cuenta de que actuar de manera sostenible es una inversión que repercute positivamente en los objetivos del negocio.

En esta línea, la gestión de la reputación no solo no puede desconocer la Responsabilidad Social, sino que la debe incluir como eje transversal en su quehacer, yendo más allá de acciones de naturaleza reivindicativa – a las que estamos bastante acostumbrados – y, lo más importante, evidenciando de manera responsable su operación sostenible.

Ya no se trata solo de hacer un informe de sostenibilidad, sino de comunicar oportunamente lo que nos hace responsables. Las compañías deben dejar atrás el miedo a las críticas – pues siempre las tendrán – para dar un paso adelante en la construcción de un mejor planeta, mediante mecanismos que vayan en línea con el negocio y les aporten a ambas partes. Esta es una apuesta ganadora para todos.

Por: María Camila Franco

Senior Associate de la práctica de Asuntos Corporativos

El creciente desarrollo tecnológico que ha experimentado la sociedad en los últimos 10 años, plantea un gran reto desde la consultoría en comunicaciones, pues han surgido nuevos paradigmas y tendencias que le hacen más complejo a las organizaciones y marcas entender al consumidor. Precisamente la netnografía nace como un concepto fundamentado en la investigación etnográfica que se ha adaptado a las contingencias únicas que se presentan en la interacción social a través de plataformas digitales (Kozinets, 2012). Sin embargo, y a pesar de los esfuerzos aplicados en este aspecto, no puede desconocerse que los estudios y análisis del ahora “consumidor digital”, deben abordarse desde su condición de ser humano, contemplando todos los factores que ello implica como, por ejemplo, su condición de ser cultural y social, lo cual influye de manera directa en los tipos de interacciones que realiza a través de plataformas y redes sociales digitales.

Así pues, a lo largo de este texto abordaremos una visión sobre la netnografía como el estudio del hombre de forma integral dentro de un contexto de comunicación digital, explicando en primer lugar, la relación del hombre con la cultura, pasando por su conexión con la tecnología y la forma cómo se relaciona con ella. Por último, se analizará cómo la sobrecarga de información y la rápida transformación cultural determinan un contexto en el que las compañías deben trabajar en doble hélice en búsqueda de lograr este objetivo.

En primer lugar, debemos entender al humano como un ser cultural que está condicionado por un contexto político, social, económico, religioso, etc, que determina en un altísimo grado su modo de interacción en plataformas digitales. “El comportamiento humano se halla completamente determinado por la sociedad en la que el individuo ha vivido y se encuentra inmerso en un momento históricamente concreto bajo condiciones únicas e irrepetibles” (Páramo, 2002). Así pues, debemos considerar que el tipo de interacciones que se presenten en plataformas digitales son un reflejo de la realidad cultural que han experimentado las personas en sus vidas cotidianas y no entender que las plataformas digitales condicionan el modo de actuar de los consumidores.

Con relación a lo anterior, cada individuo es único, disponiendo de unas características que en términos de comunicación lo hacen propio e irrepetible.  En este sentido, cada interacción social de un sujeto en una red o plataforma digital, tendrá un contexto cultural que hace que los plug-ins sociales que utilice el usuario como lo son, me gusta, recomendar, compartir, marcar como favorito, etc, tengan un sentido de aprobación por su círculo social, es decir, sus contactos o seguidores. “Además, el uso de los plug-ins sociales puede impulsar el tráfico, fomentar la comunicación de boca en boca, aumentar la interacción y generar perspectivas de marketing sobre el comportamiento de los consumidores” (Hoffman & Novak, 2012)

Por ende, al final lo que busca el usuario es lograr que las personas estén de acuerdo con sus posturas y gustos, y mientras más alcance tenga, más significación tendrá, porque el reconocimiento y la aprobación son conceptos intrínsecos de los seres humanos.

En segundo lugar, la interacción que el hombre tenga con otros usuarios mediante el uso de plataformas y redes sociales digitales, dependerá en gran medida del avance tecnológico que éstas presenten. “La naturaleza de la interacción social y cultural se ve alterada -tanto limitada como liberada- por la naturaleza específica y las reglas del medio tecnológico en el que se lleva a cabo”. (Kozinets, 2012). Visto bajo este contexto es permitente asegurar que la relación del hombre con la tecnología y, en consecuencia, de su interacción con otros usuarios digitales, tendrá un proceso de transformación mucho más rápido y radical del que se ha vivido en los últimos años. Tecnologías como la geolocalización aplicada al mercadeo o la realidad virtual, son un fenómeno que toma cada vez más fuerza.

De hecho, el pasado 17 de agosto, la agrupación británica Coldplay ofreció un concierto en vivo utilizando esta tecnología. Una alianza entre Samsung y Live Nation permitió que, por medio de unas gafas de realidad virtual, (Gear VR) y una aplicación desarrollada por el gigante tecnológico (Samsung VR), las personas pudieran disfrutar de este show, de forma simultánea, en más de 50 países de manera gratuita  (El Heraldo, 2017).

Como tercer aspecto relevante, vale la pena destacar que, cada vez son más las personas que tienen acceso a internet, hecho que ha generado una sobrecarga de información en las redes sociales digitales, la cual cambia y se modifica constantemente de acuerdo con las experiencias de los usuarios o hechos coyunturales que ocurran en determinada región o cultura. Lo anterior plantea un desafío fundamental para las compañías y marcas porque deben desarrollar y ejecutar estrategias de comunicación orientadas en buscar una diferenciación que logre que el consumidor sea quien busque de manera directa, dentro de las cuentas digitales de las empresas o marcas, la información que desea obtener.

El contenido de valor es fundamental para alcanzar esta meta. Un claro ejemplo es cuando las personas buscan una cuenta de Twitter en específico es porque saben que allí pueden suplir la necesidad de información que en ese momento requieren. Esto plantea que más que productos o servicios, existe una tendencia en que los usuarios necesitan información útil para sus actividades diarias y no comunicar promociones o descuentos en todo momento, un error común de algunas empresas.  “La mayor contribución de las redes sociales es la información que se recolecte del Big Data sobre necesidades y deseos del cliente, así como sobre los procesos que subyacen a las decisiones y motivaciones”  (Olivas-Luján & Bondarouk, 2013). En consecuencia, dichos autores sugieren que la mayor oportunidad radica en cómo una organización convierte los datos en inteligencia accionable y en tiempo real.

Como se pudo analizar en este texto, el desafío para las compañías radica en entender que por más desarrollos y avances tecnológicos que surjan en materia de comunicación, el consumidor deberá seguir comprendiéndose y estudiándose en su condición más integral de ser humano, la cual está determinada por un contexto cultural que influye exponencialmente en la forma como se relaciona e interactúa con otros usuarios a través de plataformas digitales. Así pues, las interacciones de los usuarios no deben medirse sólo en términos cuantitativos a través de los distintos plug-ins o botones digitales que accionan, sino que deben estudiarse dentro de un contexto cultural cualitativo y dinámico.

Bibliografía

El Heraldo. (14 de Agosto de 2017). El Heraldo de Barranquilla. Obtenido de ElHeraldo.co: https://www.elheraldo.co/entretenimiento/concierto-en-vivo-de-coldplay-desde-casa-gracias-la-realidad-virtual-392667

Hoffman, D., & Novak, T. (2012). Las comunicaciones de márketing en la era digital. HD Márketing & ventas, 28-35.

Kozinets, R. (2012). Marketing Netnography: Prom/ot(ulgat)ing a New Research Method. Methodological Innovations Online, 37-45.

Olivas-Luján, M., & Bondarouk, T. (2013). Social media in strategic management. En M. Olivas-Luján, & T. Bondarouk, Social media in strategic management (pág. 117). Bingley: Emerald Group Publishing Limited.

Páramo, D. (2002). La etnografía, una aproximación antropológica al estudio del comportamiento del consumidor. Universidad Autonóma de Bucaramanga, 1-23.

Por: Juan Sebastián Gómez

Senior Associate de la práctica de Consumo

 

Hoy en día, todos los profesionales de la comunicación nos enfrentamos a una discusión constante sobre qué comunicar, pero más allá de la reflexión sobre qué decir, las preguntas serían ¿Qué tanto debemos decir? ¿Qué tanto es necesario decir para generar confianza y reputación?

El desarrollo de políticas empresariales y los acuerdos de confidencialidad que existen en todo tipo de organizaciones de orden legal, financiero, entre otros tantos, hacen que el comunicador de las organizaciones deba mantener un discurso claro y asertivo que, por ningún motivo ponga en desventaja o que llegue a afectar la operación, la reputación, ni el futuro de la organización o a la persona sobre quién se informa.

La comunicación debe ser transparente pero alineada a la razón de ser del negocio, a sus objetivos e intereses. Finalmente, lo que el comunicador busca es y será producir efectos, cambiar visiones, generar acciones, provocar comportamientos, suscitar compromisos, entre otros propósitos; y en la mayoría de ocasiones, por no decir siempre, si contamos absolutamente todo lo que tenemos, lo más seguro es que no logremos nuestro objetivo. Por ende, la comunicación es indivisible de todo proceso de influencia, de interpretación, de negociación y de transformación de pensamientos y comportamientos. Por esta razón, la comunicación hoy en día, y hoy más que nunca, debe ser argumentativa y demostrativa. Apelando a Phillippe Breton “Saber argumentar adecuadamente es saber convencer sin manipular”.

Es por esto que las organizaciones necesitan hoy en día y de cara al futuro, ir más allá de su discurso tradicional, creando o reforzando su narrativa, superando lo escrito en el papel y llegando a demostrar con acciones concretas lo que comunican, logrando así que sus grupos de interés no solo les crean, sino que confíen en ellas y terminen generando una relación a largo plazo. Para esto, se debe tener en cuenta, sobre todo en el mundo actual, que la evolución de la internet, el uso de las redes sociales, la rapidez y la viralidad de la difusión de la información, entre otros temas, permean absolutamente la comunicación tradicional, como la enseñaban hasta hace pocos años en las escuelas de comunicación.

Contar las historias de la organización a los diferentes públicos, asegurando que estos discursos sean compatibles entre sí, comprensibles y demostrables, es la clave para construir confianza y reputación. No podemos creer que las audiencias no entienden o no conocen y mucho menos pensar que podemos hacer creer que todo lo que comunicamos es la totalidad de la información y la verdad absoluta. Por eso el reto de la comunicación se basa en construir confianza en función de los intereses de todos los protagonistas, reconociendo a los públicos como seres pensantes e inteligentes y construir reputación bajo la premisa de la acción y la responsabilidad.

Por: Santiago Giraldo

Asociado Senior, práctica de Asuntos Corporativos

El balance de la XII Cumbre de la Alianza del Pacífico indica que, al menos durante el próximo año, que es lo que dura la presidencia pro tempore que asume Colombia, habrá que estar atento a la hoja de trabajo que se desarrollará.

Los países de la Alianza deberán culminar la negociación del anexo sobre productos farmacéuticos que se busca una mayor convergencia regulatoria. También, iniciarán la negociación para el anexo de dispositivos médicos y elaborarán un plan para incrementar el acceso a medicamentos de la población.Leer más

Poner al paciente en el centro de nuestras acciones puede ser una estrategia con la que además de lograr grandes resultados para nuestros clientes, podamos reforzar el valor que tiene el trabajo que realizamos día a día en la Práctica de Salud y Bienestar en Burson-Marsteller.

Hemos hablado mucho acerca de nuestro rol en la generación de conciencia en la población en   las distintas patologías con las que trabajamos. También, acerca de nuestro compromiso ético   con las audiencias impactadas, sobre todo en el ámbito del sustento científico sobre el cual debemos basar todo lo que comunicamos. Leer más

  • Según el estudio de Burson-Marsteller, el Papa Francisco es el líder mundial con más seguidores en twitter por encima del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el Primer Ministro Indio, Narendra Modi.

Nueva York, USA, Mayo 31 de 2017 – El Papa Francisco – @Pontifex_es es el líder mundial más seguido en twitter con un total de 33.716.301 seguidores en sus nueve cuentas oficiales alrededor del mundo por encima del Presidente Donald Trump, quien cuenta con 30.133.036 seguidores, y el Primer Ministro Indio, Narendra Modi, quien tiene 30.058.659 seguidores.

Twitter es la principal red social utilizada por 276 jefes de estado y gobierno y ministros de relaciones exteriores en 178 países, representando el 92% de todos los estados miembros de Naciones Unidas (NN.UU.). Facebook es la segunda plataforma más usada por los líderes mundiales con 169 gobiernos que cuentan con páginas oficiales establecidas. Sin embargo, los líderes mundiales poseen, en promedio, el doble de seguidores en Facebook en comparación con sus perfiles en twitter.Leer más

Cinco claves que debe tener en cuenta para que su negocio digital prospere en un mercado joven como es el de Colombia y América Latina.

Uno de los puntos de encuentro más frecuente entre las personas que tienen una idea de negocio en tecnología es contar con un monto de inversión que apalanque su emprendimiento, sin embargo, un alto porcentaje de las startups más destacadas de América Latina han logrado conquistar mercados importantes con un capital pequeño.

Si bien contar con recursos económicos es clave y permite una mejor ejecución, esto no lo es todo en el mundo del emprendimiento, ya que la idea debe ser sólida, contar con alta capacidad de adaptarse a los cambios y necesidades del mercado y de los usuarios, y ante todo responder a una competencia voraz.

A continuación, cinco puntos que debe tener en cuenta para no naufragar en el reto de emprender.Leer más