No hay segunda oportunidad para causar una buena impresión en las RRPP

¿Sabes cuánto se tarda un ser humano en formarse una impresión de otra persona? Estudios realizados por psicólogos de las Universidades de Glasgow y Princeton concluyeron que tan solo con decir un “hola” es suficiente para emitir un juicio sobre el tipo de personalidad de alguien, es decir menos de un segundo.Incluso, los resultados arrojados también evidenciaron que esa impresión se puede generar sin necesidad de ver a la persona que está hablando; basta con oír. Los 320 participantes de la investigación escucharon a 64 individuos en una grabación diciendo “hola”. Posteriormente, tuvieron que clasificarlos en diez rasgos de personalidad como confianza, calidez, amabilidad, entre otros. Para sorpresa de todos, las impresiones causadas fueron similares en la mayoría de los colaboradores de este trabajo.

Así como en todas las relaciones sociales, para los negocios es fundamental tener en cuenta está información puesto que los primeros encuentros juegan un papel clave para la rentabilidad de las empresas. Cuando una marca aborda al consumidor o a un medio de comunicación por primera vez para dar a conocer un producto o un servicio, se está jugando tanto la viabilidad de lo que promociona como su reputación.

En la comunicación de consumo masivo este es un aspecto que marca la diferencia. La consultora ClickFox realizó una encuesta en la que determinó que el 55% de las personas deciden añadir un producto a su mercado habitual, inmediatamente luego de hacer la primera compra.

Por tal motivo, las compañías no se pueden dar el lujo de dejar algo al azar y no tener control de hasta el más mínimo detalle; se requiere de rapidez, elocuencia, fondo y forma para posicionar la imagen deseada y aportar a la reputación. La estrategia para vender un producto, posicionar una marca, el mensaje, los atributos, los diferenciales, entre otros, son todos elementos de juicio para que las personas se formen una opinión.

En caso de que la primera impresión generada sea negativa, ¿es posible cambiarla? Según un estudio elaborado por la Universidad de Harvard, revertir una percepción desfavorable que se produjo en apenas unos segundos podría tardar hasta 8 meses, aunque ello implica un trabajo titánico del cual no se tiene garantía de que sea exitoso.

Ante este panorama, una firma de relaciones públicas es un aliado estratégico para que ese primer encuentro entre la marca y sus audiencias de interés sea verdaderamente efectivo. Contar con dicho apoyo es sin duda la mejor manera de garantizar una conexión positiva e inmediata con la persona, ya que permite tener una visión integral de todos los aspectos que se deben atacar para generar un primer encuentro favorable.

En Burson-Marsteller contamos con la experiencia y conocimiento del entorno para que las compañías “enamoren” a sus consumidores y puedan construir relaciones de fidelidad desde el primer momento. Sabemos que en el mundo del RRPP no hay segunda oportunidad para causar una buena impresión, puesto que la rapidez y volatilidad que viven los negocios no dan suficiente tiempo para diseñar una estrategia que cambie la imagen.

Por tal razón, antes de lanzarse ante cualquier audiencia es recomendable analizar las variables y rodearse de expertos en comunicación que, a través de estrategias sólidas, contribuyan a posicionar su producto y a su reputación.

Nelson Julián López – Asociado Práctica de Consumo

Deja un comentario