La importancia del consumidor final

Los Consumidores son los jefes de cualquier marca, producto o servicio. Son ellos quienes determinan el éxito o fracaso de un producto o campaña. Su punto de vista ha evolucionado de la mano de la tecnología y se han vuelto cada vez más críticos.

Por esta razón, son cada vez más conscientes del poder de su opinión, lo que ha llevado a las marcas a fijar su prioridad en satisfacer sus gustos y necesidades.

Hoy en día, las compañías deben hacer un mayor esfuerzo, para evitar el fracaso de sus iniciativas; Investigar y conocer al consumidor se debe convertir en el principal ejercicio de las marcas y, para esto, no se debe generalizar, existen herramientas, tendencias y movimientos que dan pistas de lo que prefiere una audiencia general. Pero, ¿es acertado creer que hablando un solo lenguaje, se comunica el mensaje deseado?

Un claro ejemplo histórico de marca, de cómo, a pesar de su reconocimiento, una marca o campaña puede ser derribada por los consumidores cuando no son tenidos en cuenta, es Coca Cola, que en la década de los 80 y, con el fin de contrarrestar una mejor campaña de la competencia, lanzó, de manera apresurada, al mercado la ‘New Coke’.

‘New Coke’ fue considerada el peor error de marketing de la historia. En ese momento, Pepsi aprovechó para lanzar una campaña en la que resaltaba que Coca-Cola cambió su sabor por el sabor de Pepsi. Mientras tanto, los norteamericanos obligaron, a través de protestas y sentando una posición, a que Coca-Cola volviera a su sabor original. Es por esto, que Coca-Cola lanzó ‘Classic Coke’ con lo que lograron rectificar su error, que afortunadamente para la marca no representó una gran factura.

Ya sea a través de auditorías, test, pruebas, consultas u otros métodos de investigación, es clave que antes de lanzar una campaña o producto, las compañías analicen la afinidad y recordación que se puede causar dentro de los consumidores a impactar, dado que si no se generan emociones o acercamientos que tengan afinidad con sus gustos y preferencias, el esfuerzo será en vano.

Igualmente, si no se cumple con la promesa o expectativa que promete el producto, también se puede caer en un error, debido a que el éxito, más allá de lograr un primer acercamiento, consiste en que el cliente vuelva una y otra vez.

¿Cómo conocer al consumidor?

Además de la edad, el nivel socioeconómico y sus hábitos de compra, las claves para conocer al público objetivo tienen que ver con los medios a través de los cuales consumen información.

Los lugares que frecuentan, qué hacen en su tiempo libre, qué medios consumen y a cuáles realmente les prestan atención, además de sus necesidades y preferencias, se convierten en preguntas básicas a la hora de entender al consumidor final.

Las personas son las encargadas de generar conversación, de hacer que una campaña sea un éxito o un fracaso y de lograr que por medio de voz a voz y recomendaciones que una buena idea sea un fenómeno mundial.

Para dejarlos con un claro ejemplo de lo que pasa cuando una marca se preocupa por conocer y entender a sus consumidores, les dejo un ejemplo de DOVE, que simplemente hablando a través del conocimiento y la investigación, logró que el siguiente video fuera la campaña viral más vista de la historia.

[youtube_sc url=”http://www.youtube.com/watch?v=XpaOjMXyJGk”]

Liliana Fernández – #BMConsumo

Deja un comentario