Empresas paisas innovan en sus estrategias de comunicación de consumo masivo

La industria del consumo masivo es una de las que más rápido avanza en el mundo. Cada día las marcas se preocupan más por construir y mantener su reputación corporativa a través de una conexión y una comunicación permanente con sus consumidores. Ahí radica la importancia y los desafíos de las relaciones públicas ante un consumidor que cada vez está más atento a analizar cómo se comportan las marcas y a expresar sus inconformidades sin ninguna reserva.

Actualmente, vivimos en una sociedad de consumo, un vivo reflejo del desarrollo económico de nuestro país y del mundo. Los comportamientos, las actitudes y los hábitos de los consumidores son temas esenciales que definen el comportamiento y la manera cómo se comunican las marcas.

Medellín es una de las ciudades del país que congrega un número significativo de compañías de consumo masivo, tales como: Postobón, Grupo Nutresa, Grupo Familia, Brinsa, Auteco, Avon, entre otras. Podemos ver que éstas, cada vez más, quieren enfatizar en los valores y en las emociones que transmiten sus productos, más que en sus mismas funciones.  Sin embargo, mantienen un balance para crear conexiones racionales y emocionales, que permitan construir relaciones a largo plazo.

En la ciudad y en el país, se pueden observar los resultados del arduo trabajo que realizan estas marcas y sus equipos de comunicaciones y relaciones públicas por generar valor a sus audiencias clave a través de acciones y contenidos enmarcados en hitos comunicacionales. No es coincidencia que Medellín se haya convertido en una de las plazas con mayor cantidad de eventos de lanzamiento de productos, activaciones de marca o encuentros con Key Opinión Leaders.

Así mismo, se destaca el crecimiento que la ciudad ha tenido en cuanto a la cantidad de medios de comunicación, que poco a poco se acerca a la capital del país. No sólo eso, sino que también se exalta la calidad periodística y la receptividad de los medios de comunicación ante los temas relacionados al consumo masivo.

Cabe resaltar el compromiso de las empresas paisas de consumo masivo, por conectarse con sus audiencias clave y por mantener una relación casi “romántica”, con los medios de comunicación, donde se pretende ir más allá del mismo free-press, preocupándose por los periodistas, la calidad de su trabajo y sus necesidades informativas del día a día.

Medellín es una ciudad innovadora y así mismo sus empresas han asumido este rol en sus diferentes estrategias de comunicaciones y relaciones públicas. Se evidencia el interés de sus equipos por hacer las cosas de una manera distinta, en aras de acercar y mantener a ese consumidor final.

Carlos Andrés Cote Sierra – Burson-Marsteller Medellín

Deja un comentario