Burson-Marsteller presentó estudio que revela que las redes sociales se han vuelto el medio más efectivo para las organizaciones internacionales, pues les permite ganar adeptos y comunicar en forma sus iniciativas.

Ginebra, noviembre de 2017.- Las Naciones Unidas y UNICEF son las organizaciones internacionales más seguidas en redes sociales con 16.0 y 16.3 millones de seguidores, respectivamente, en todas las plataformas combinadas. El Foro Económico Mundial – con sede en Ginebra – ocupa el tercer lugar con 10 millones de seguidores y suscriptores en Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn, YouTube y Google+.

 

El estudio analizó 97 organizaciones multilaterales y organizaciones sin fines de lucro, seleccionadas de los 6 principales canales en redes sociales. El Foro Económico Mundial cuenta con gran número de interacciones (likes y retweets), alcanzando un total de 33.5 millones en los últimos 12 meses en Facebook, Twitter e Instagram. UNICEF ocupa el segundo lugar con 25.6 millones, delante de Greenpeace con un total de 11.2 millones de interacciones.

 

Así lo revela Twiplomacy, un importante estudio desarrollado por Burson-Marsteller que tiene por objetivo el análisis del uso de las redes sociales entre líderes mundiales, gobiernos y diversas organizaciones.  Así también, para esta investigación, se usó un estudio complementario llamado Friending in High Places, desarrollado por la firma consultora en febrero de este año que examinó como los perfiles de Facebook e Instagram de diversos ejecutivos.

 

Para el desarrollo de este estudio, el equipo de Burson-Marsteller analizó 171 cuentas de Twitter de organizaciones internacionales, 113 páginas de Facebook, 75 cuentas de Instagram, 83 páginas de LinkedIn y 35 perfiles personales, 88 canales de YouTube, 82 páginas de Google+ y 50 canales de Periscope. El total combinado de seguidores y suscriptores en las 6 plataformas es de 145,120,969.

 

“De la misma forma en que los gobiernos y los negocios globales vienen trabajando en fortalecer sus estrategias digitales a través de las redes sociales, los organismos internaciones también aprovechan el espectacular alcance de estos medios”, comentó Don Baer, Presidente y Director Ejecutivo de Burson-Marsteller. “Estas organizaciones están desarrollando contenido creativo adaptado a múltiples plataformas para contar historias poderosas que humanicen su trabajo y generen un real compromiso”.

 

Facebook se están convirtiendo en la plataforma audiovisual más importante para los organismos internacionales. Si bien solo el 16% de los 72, 736 publicaciones de organismos internacionales en los últimos 12 meses han sido videos, estas han generado el 45% del total de interacciones.

 

Twitter – conocido por sus mensajes de 280 caracteres – se está transformando en una red visual y la mayoría de tweets vienen acompañados de fotos y videos. El 5% de las publicaciones en Twitter de los organismos internacionales han incluido videos, lo que generó un promedio de 263 interacciones, esto representa el 12% del total. Solo el 5% de todos los tweets analizados son textos sin formato.

 

Por su parte, Antonio Guterres, Secretario General de Naciones Unidas es el twittero más eficaz de los 74 líderes analizados. Cuenta con un promedio de 1 092 retweets por cada una de sus publicaciones en esta red social, aunque no es el más seguido. Las cuentas personas de Twitter de estos líderes tienden a tener la mejor tasa de interacción – que se calcula por el número de interacciones dividido por la cantidad de publicaciones y el número promedio de seguidores en los últimos 12 meses.

 

La cuenta de Twitter de @TheEconomist es la más seguida por las organizaciones internacionales por delante de The New York Times, la BBC y Reuters. Helen Clark, ex-administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, el ex presidente de los EE. UU., Barack Obama, y Bill Gates son las tres personalidades más seguidas.

 

Casi tres cuartas partes de las 97 organizaciones internacionales estudiadas tienen perfiles activos en Instagram, que es la plataforma visual por excelencia. Un número cada vez mayor de organizaciones ahora comparte historias diarias, a través de dicha plataforma para atraer a sus adeptos.

 

Para mayor información sobre este estudio visitar: bm.com y twiplomacy.com

El concepto de periodismo científico en Colombia no tiene mayor alcance en las salas de redacción de los diferentes medios de comunicación. En Colombia, la agremiación que reúne a los periodistas científicos es conocida como la Asociación Colombiana de Periodismo Científico (ACPC), en ella, los profesionales de la comunicación que desean hacer públicas sus investigaciones, cuentan con un espacio que, aunque propicio, es de muy poca divulgación en el territorio nacional.

La audiencia exige conocer cada vez más información sobre salud, ciencia, tecnología, medio ambiente e innovación, por ser estos temas de la cotidianidad y muy relevantes para la vida actual, es allí donde las comunicaciones en salud tienen un papel vital en la práctica del periodismo, porque cuenta con la información, los voceros, el respaldo de investigaciones de primera mano y los recursos necesarios para hacer visible los temas con mayor demanda en los medios colombianos.

Y aquí viene la gran pregunta ¿Cuál es el reto entonces para Burson-Marsteller en su práctica de salud, para construir y posicionar el periodismo científico en el país? El reto es grande, y la responsabilidad inmensa.

Desde las comunicaciones en salud, no solo entregamos a los medios material fácil de entender y divulgar sobre ciencia y medicina, también, brindamos a nuestros clientes la forma más efectiva de convertirse en las fuentes oficiales de dichas publicaciones, para lo que tenemos que pensar estratégicamente en lenguaje corporativo y en lenguaje periodístico.

En Burson-Marsteller, estamos comprometidos con la investigación profunda. Nuestro reto diario en la labor profesional, es convertirnos en los aliados de esos periodistas que se han interesado en informar sobre ciencia y salud, para que tanto ellos como nuestros clientes, tengan un mayor alcance en la población en general y así mostrarle a los medios que sus audiencias tienen una necesidad de informarse con este tipo de contenidos.

Comunicar sobre ciencia requiere rigor, compromiso, estrategia, pasión; cualidades que por supuesto otras fuentes también deben tener, sin embargo, las comunicaciones en salud, a diferencia de otros campos de acción, impactan positivamente a las audiencias, por la capacidad que tiene de hacernos sentir identificados, llevarnos a pensar que hay opciones para vivir mejor, por la esperanza que nos brinda y la forma en que nos educa.

Las comunicaciones en salud están cumpliendo con la cuota para posicionar el concepto de periodismo científico en Colombia, pero además, le aportan a la educación de un país que cada día, se interesa mucho más por conocer sobre las múltiples opciones que tienen para su bienestar y calidad de vida, conceptos que para nuestros clientes son de vital importancia para su crecimiento como compañía.

Por: Dallán Arévalo García

Asociada de la práctica de Salud y Bienestar

Bogotá D.C., Colombia, noviembre de 2017 – Análisis del comportamiento de las empresas  a lo largo de su historia, recomendaciones para el manejo efectivo de las crisis reputacionales y consejos para rentabilizar a las RR.PP., son algunos de los aspectos abordados en el nuevo libro de Harold Burson, ‘The Business of persuasion’, disponible a nivel global a partir de octubre de 2017.

A través de este compilado inédito, el denominado figura más influyente de RR.PP. en el siglo XX por la publicación especializada PR Week, da a conocer, con la ayuda de anécdotas y reflexiones, los retos, metodologías e impactos de las relaciones públicas. De igual forma, entrelaza momentos emblemáticos de la historia de en su historia, convirtiéndose en una guía inestimable y fascinante para los profesionales de cualquier industria.

Un fragmento del prólogo de este libro destaca que “… las buenas decisiones empresariales y los juicios incorporan valores y prácticas que son profesional, ética y moralmente aceptables para los miembros de nuestra organización, para nuestros clientes, para los medios de comunicación, para los gobiernos de todo el mundo donde hacemos negocios y para el público -grande”, afirmó el cofundador de Burson-Marsteller.

Las relaciones públicas son una herramienta utilizada no sólo por las instituciones, sino que también por individuos. A lo largo de su carrera innovadora, Harold Burson estableció estándares para el comportamiento corporativo e individual de las compañías, insistiendo en la responsabilidad social corporativa, la excelencia de los productos y una integridad inquebrantable. Su legado ha dado forma a múltiples generaciones.

BURSON-MARSTELLER COLOMBIA