Mucho se ha hablado sobre la reputación corporativa y lo que implica. Lo cierto es que es igual de importante ser y parecer: la coherencia organizacional aquí cobra especial relevancia. Ya no se vale el dicho que dice que tu mano derecha no sepa lo que hace la izquierda; en cambio, el que sí está más vigente que nunca es el que dice que las malas noticias llegan primero que las buenas. Por esa razón, es primordial que, de primera mano y a tiempo, las compañías le dejen saber a sus grupos de interés todas las cosas buenas que están haciendo y que son coherentes con su razón de ser. Solo de esa manera podrán tener una balanza informativa que se incline a su favor.Leer más

El creciente desarrollo tecnológico que ha experimentado la sociedad en los últimos 10 años, plantea un gran reto desde la consultoría en comunicaciones, pues han surgido nuevos paradigmas y tendencias que le hacen más complejo a las organizaciones y marcas entender al consumidor. Precisamente la netnografía nace como un concepto fundamentado en la investigación etnográfica que se ha adaptado a las contingencias únicas que se presentan en la interacción social a través de plataformas digitales (Kozinets, 2012). Sin embargo, y a pesar de los esfuerzos aplicados en este aspecto, no puede desconocerse que los estudios y análisis del ahora “consumidor digital”, deben abordarse desde su condición de ser humano, contemplando todos los factores que ello implica como, por ejemplo, su condición de ser cultural y social, lo cual influye de manera directa en los tipos de interacciones que realiza a través de plataformas y redes sociales digitales.Leer más